Riad Arabesque – Oasis en Fés

Hay dos tipos de alojamiento en Fez. Los grandes hoteles de estrellas se encuentran fuera de la ciudad. La clasificación por categorías en Marruecos no es comparable con los criterios de la Hotelstars Union. Así, un hotel de cinco estrellas marroquí corresponde a la clase de confort comparable internacionalmente de tres estrellas superior. Los hoteles tienen muchas habitaciones y la mayoría de los huéspedes son viajeros en grupo que rara vez pasan más de una noche en el mismo alojamiento. Para una opción más atmosférica, los riads situados en el casco antiguo son muy recomendables. Situadas en callejones estrechos y oscuros, desde fuera no dan idea de lo espléndidamente diseñadas que están por dentro. Así que una extraña sensación se apodera del huésped europeo a su llegada.

Als stimmungsvollere Hotel-Variante sind die in der Altstadt gelegenen Riads sehr zu empfehlen. In den engen dunklen Gassen gelegen, lassen sie von außen nicht ahnen, wie prunkvoll sie im Inneren gestaltet sind / © Foto: Georg Berg
¿Estoy en el lugar adecuado? El Riad Arabesque reservado tenía un aspecto muy diferente en la página web / © Foto: Georg Berg
Ein dunkler Eingang an einer abweisenden Mauer lässt sogar kurz zweifeln, ob sich die Tür öffnet, an der man geklingelt hat / © Foto: Georg Berg
La oscura entrada en una pared imponente hace que incluso te preguntes por un momento si se abrirá la puerta a la que has llamado al timbre / © Foto: Georg Berg

Tanto mayor fue el alivio tras la amistosa bienvenida. No hay recepción, pero el patio interior es un oasis de paz. Las formalidades de registro pueden completarse tomando un té marroquí a la menta. El limonero y la fuente reparten tranquilidad y las tensiones del viaje ya se olvidan antes de dejarse sorprender por una de las 18 habitaciones para huéspedes.

Eine Rezeption gibt es im Riad Arabesque nicht, aber der Innenhof ist eine Oase der Ruhe. Die Anmeldeformalitäten lassen sich bei einem marokkanischen Minztee erledigen / © Foto: Georg Berg
En el Riad Arabesque no hay recepción, pero el patio interior es un oasis de paz. Las formalidades de registro pueden completarse tomando un té marroquí a la menta / © Foto: Georg Berg

El riad fue construido en el siglo XVI, renovado 300 años después y convertido en casa de huéspedes de 1996 a 1998 junto con la casa vecina. Es muy accesible y muchos rincones invitan a detenerse.

Alojamiento en el Riad Arabesque en Fez, Marruecos

El alojamiento en el Riad Arabesque está disponible en cuatro categorías. Dos Royal Suites, cuatro Ambassador Suites, cuatro Junior Suites. Incluso las 8 habitaciones estándar tienen su propio estilo. Como el Riad está situado directamente en la muralla de la ciudad, tiene dos entradas. Una por las callejuelas de la medina, la otra por un camino de grava desde la calle, no conocido por todos los taxistas. Esto es muy práctico para llegar con equipaje.

Das Riad Arabesque ist weitläufig zugänglich und viele Ecken laden zum Verweilen ein / © Foto: Georg Berg
El Riad Arabesque es muy accesible y muchos rincones invitan a la contemplación / © Foto: Georg Berg

La Ambassador Suite Chriffa está situada al final del patio cubierto. Dispone de una cama de matrimonio tamaño queen, dos sofás y otras dos camas, a las que se accede en la segunda planta por una escalera de caracol.

Die Ambassador Suite Chriffa erstreckt sich über zwei Etagen, verfügt über ein Queensize-Doppelbett, zwei Sofas und zwei weitere Betten / © Foto: Georg Berg
La Ambassador Suite Chriffa ocupa dos plantas, tiene una cama de matrimonio tamaño queen, dos sofás y otras dos camas / © Foto: Georg Berg

Justo enfrente de la suite, una piscina ofrece refresco, especialmente en el caluroso verano.

Himmlische Ruhe findet der Gast im kleinen Innenhof mit Pool / © Foto: Georg Berg
Los huéspedes encuentran la paz celestial en el pequeño patio interior con piscina / © Foto: Georg Berg

Las suites Royal y Junior del Riad Arabesque de Fez

Die Royal Suite erstreckt sich über zwei Etagen / © Foto: Georg Berg
La Suite Real ocupa dos plantas, tiene una chimenea abierta y una bañera tradicional marroquí en la zona sanitaria / © Foto: Georg Berg
Im Sanitärbereich ist eine traditionelle marokkanische Badewanne zu finden / © Foto: Georg Berg
La zona sanitaria cuenta con una bañera tradicional marroquí / © Foto: Georg Berg
Die Junior Suite Jaffa ist prächtig verziert und verfügt über ein Queensize-Doppelbett / © Foto: Georg Berg
La Junior Suite Jaffa está magníficamente decorada y cuenta con una cama de matrimonio tamaño queen / © Foto: Georg Berg
Im Sanitärbereich bestehen die Becken nicht aus Porzellan, sondern genau wie die Wände aus dem traditionellen marokkanischen Tadelekt-Material und emaillierten Terrakotta-Kacheln / © Foto: Georg Berg
En la zona sanitaria, los lavabos no son de porcelana, sino que, al igual que las paredes, están hechos del material tradicional marroquí Tadelekt y baldosas de terracota esmaltadas / © Foto: Georg Berg
Die Junior-Suite Zalagh hat eine freundlich helle Sitzecke. Ihre Fenster blicken nicht in den Innenhof, wie die meisten Suiten, sondern auf den gleichnamigen Berg Zalagh / © Foto: Georg Berg
La suite junior Zalagh cuenta con una acogedora y luminosa zona de estar. Sus ventanas no dan al patio, como la mayoría de las suites, sino a la montaña epónima Zalagh / © Foto: Georg Berg
Die Royal Suite Moulay Hassan hat zwei Etagen und einen reich ornamentierten Sanitärbereich / © Foto: Georg Berg
La Suite Real Moulay Hassan tiene dos plantas y una zona sanitaria ricamente ornamentada / © Foto: Georg Berg
Die blauen Wände im Badbereich der Ambassador Suite Saad sind nicht angestrichen sondern bestehen aus durchgefärbtem Tadelakt / © Foto: Georg Berg
Las paredes azules del cuarto de baño de la Suite Ambassador Saad no están pintadas, sino que son de tadelakt de color sólido / © Foto: Georg Berg
Vergleichsweise sachlich: das Schlafzimmer der Ambassador Suite Toufik / © Foto: Georg Berg
Comparativamente funcional: el dormitorio de la Suite Ambassador Toufik / © Foto: Georg Berg

Todas las habitaciones hablan de la época en que estaban habitadas por familias patricias. Huele a madera de cedro, de la que están hechas casi todas las estructuras de madera. Las instalaciones eléctricas y sanitarias son funcionales para los estándares actuales. Se aceptan rupturas de estilo, como bañeras en lugares donde antes había un pozo. En cambio, se han conservado, en la medida de lo posible, la cerámica, las tallas y los relieves murales originales.

El Hamam del Riad Arabesque en Fez, Marruecos

A pesar de que todas las suites disponen de ducha o bañera, el Riad Arabesque cuenta con su propio hammam en el sótano. Una buena oportunidad para familiarizarse con la cultura de los baños árabes. Los tratamientos de bienestar ofrecidos en el riad por un tellak (tanto masajista como bañista) deben reservarse con antelación. Duran 90 minutos y comienzan en la sauna.

Die im Riad angebotenen Wellness-Anwendungen durch einen Tellak (zugleich Masseur und Bademeister) sollten im voraus gebucht werden / © Foto: Georg Berg
Los tratamientos de bienestar ofrecidos en el riad por un tellak (masajista y bañista) deben reservarse con antelación / © Foto: Georg Berg

Experiencia Hamam en el Riad Arabesque de Fez

Taim, de 63 años, me recibe en bañador empapado, porque ya ha precalentado las baldosas del hamam con agua caliente. Trabaja como maestro de hamam desde hace 42 años y, como los demás llamados tellaks, es contratado por el riad. Las mujeres también ejercen esta profesión. Tras la ducha, se pasa a la sauna y luego a una mesa de mármol precalentada. Se frota y masajea todo el cuerpo con jabón de aceite de oliva negro. Con una ducha tibia, el jabón de oliva se enjuaga aún sobre la mesa de mármol con un guante de seda salvaje. Las fases de descanso se alternan con diversos procedimientos en los que se utilizan distintas sustancias, cada vez anunciadas amablemente por el tellak con lenguaje de signos. Tras la última ducha, uno se siente relajado y el cansancio tras un día comparativamente ajetreado en el casco antiguo ha desaparecido milagrosamente. Refrescado con agua de naranja, estará bien preparado para cenar en un ambiente oriental.

Taim, 63, empfängt mich in tropfnasser Badehose, denn er hat schon die Fliesen des Hammams mit warmem Wasser vorgewärmt / © Foto: Georg Berg
Taim, de 63 años, me recibe en bañador empapado, porque ya ha precalentado las baldosas del hammam con agua caliente / © Foto: Georg Berg

Haut Lieu de gastronomía marroquí en el Riad Arabesque de Fez

Las comidas se sirven en la terraza, en su propia suite o en una sala de estar feudal. ¿Cuándo fue la última vez que comió en un sofá? Los propietarios del Riad Arabesque, Khalid y Amina Benamour, y todo el personal son auténticos anfitriones. Con una moderación agradable para los europeos, velan por el bienestar de sus huéspedes, animan a los recién llegados a descubrir todas las zonas del riad, dan recomendaciones para la selección del menú y dedican tiempo a presentar Oriente y, sobre todo, su ciudad natal a los huéspedes interesados.

Wann hat man zuletzt sein Dinner auf einem Sofa zu sich genommen? / © Foto: Georg Berg
¿Cuándo fue la última vez que cenó en un sofá? / © Fotografía: Georg Berg

El menú del Riad Arabesque de Fez

Un hojaldre llamado pastilla en Marruecos forma el entrante. Con un agradable y suave toque de canela, el pollo combina sorprendentemente bien con los huevos doblados, el perejil, las cebollas, las almendras y el jengibre. Todos los ingredientes mencionados dejan espacio en el paladar para el toque especial. El azafrán celebra aquí su singularidad. Se cultiva en Marruecos desde hace siglos. En la región de Taliouine, al otro lado del Alto Atlas, la más preciada de todas las especias se cultiva en el pequeño pueblo de Souktana, a unos 1.100 metros de altitud.

Eine in Marokko Pastilla genannte Blätterteigpastete bildet die Vorspeise. Bei einer angenehm milden Zimtanmutung verträgt sich das Hühnerfleisch erstaunlich gut mit den untergehobenen Eiern, mit Petersilie, Zwiebeln, Mandeln und Ingwer / © Foto: Georg Berg
Un hojaldre llamado pastilla en Marruecos forma el entrante. Con un agradable y suave toque de canela, el pollo combina sorprendentemente bien con los huevos doblados, con perejil, cebollas, almendras y jengibre / © Foto: Georg Berg

El menú se acompaña de un buen vino marroquí. En todo el país, sin embargo, pedir recomendación a un camarero es cuestión de pura suerte. ¿Puede admitir que su fe prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas? A continuación se sirve la tajilla de ternera. En Marruecos, el tajilla está muy extendido. Se sirve y se cocina en una cazuela de barro sobre una llama abierta cubierta con un cono de arcilla.

Die milde Zubereitung mit grünen Bohnen und 45 Gewürzen nennt man Ras al Hanout. Ein Sud, in den man sein Fladenbrot eintunken soll / © Foto: Georg Berg
La preparación suave con judías verdes y 45 especias se llama Ras al Hanout. Una decocción para mojar pan de pita / © Foto: Georg Berg

La suave preparación con judías verdes y 45 especias, que se han dado a conocer en diferentes combinaciones bajo el nombre de Ras al Hanout, evoca una decocción en la que luego debe sumergir su pan plano fresco marroquí, como es típico del país. La cena suele completarse con pastas dulces, acompañadas de té verde vertido en un vaso con hojas de menta.

Ein gigantisches Frühstück schafft Stärkung für den Tag / © Foto: Georg Berg
Un desayuno gigantesco te da fuerzas para el día / © Foto: Georg Berg

Al día siguiente, no querrás levantarte de la mesa del desayuno. Y sin embargo, la próxima aventura ya está esperando en los zocos del casco antiguo.

Déjate llevar por la suerte

El segundo día en la medina, ya conoce el ritmo de este lugar y se atreve a perderse por las callejuelas. No puedes orientarte por el sol, porque las paredes de la casa, casi sin ventanas, son demasiado altas para ello. Ningún callejón tiene un trazado recto, las zonas residenciales terminan en callejones sin salida y en los numerosos cruces se puede decidir una dirección, pero rara vez es intencionada. Porque cuando reconoces un callejón, ya has dado vueltas en círculo sin querer. Y empiezas el siguiente intento. Sin guía, hay que prestar atención a más detalles. Los carteles de los muros de las casas y los arcos indican el camino hacia los monumentos y las puertas de la ciudad. Un plano de la ciudad con estas señales ayuda y con un poco más de experiencia se puede adivinar, por ejemplo, que los burros o carros cargados tienden a dirigirse al centro, mientras que los vacíos se dirigen a una de las puertas de la ciudad.

Ein unbeladener Esel strebt mit seinem Führer in Richtung einer der Stadttore. Einfache Orientierungsregel in der Medina: Esel ohne Ladung verlassen die Altstadt, schwer beladene Eselrücken zeigen einem den Weg in die Altstadt hinein / © Foto: Georg Berg
Un burro descargado y su guía se dirigirán hacia una de las puertas de la ciudad. Sencilla norma de orientación en la medina: los burros sin carga abandonan el casco antiguo, los lomos de burro muy cargados te indican el camino hacia el casco antiguo / © Foto: Georg Berg

Lo más importante: viajar por casualidad también es una estrategia. Este es el estado en el que se realizan los mejores descubrimientos.

Las mujeres cocinan mejor en Marruecos

A la hora de comer, nos encontramos en el centro del casco antiguo y nos explican más sobre la cocina típica del país en el restaurante de primera categoría Dar Saada. Aquí aprendemos que la cocina marroquí está dominada por las mujeres. Rabia Hassan es la chef de la misma cocina en la que empezó hace 30 años como ayudante de cocina. Hay pollo con rodajas de limón encurtido, chalotas, aceitunas y las típicas especias marroquíes que combinan sabores dulces picantes y ligeramente amargos. Por cierto, el pollo se adoba el día anterior en una olla aparte con sal y vinagre. Sólo a la mañana siguiente se introduce en el tajine con los demás ingredientes frescos. Las especias típicas son la canela, el macis, el anís, la nuez moscada, los capullos de rosa, la cúrcuma, las guindillas de raíz de violeta, las flores de lavanda, el clavo, la pimienta de Jamaica, el cardamomo, el galangal, el comino, la pimienta rosa y la pimienta blanca.

Die Vielfalt der marokkanischen Gewürze bekommt man im Zugg, dem Viertel der Gewürzhändler. Hier scheint alles im Überlfuss: Kurkuma, Ingwer, Chili, Zimt und Lorbeer. Es duftet und man möchte am liebsten von allem etwas mit nach Hause nehmen / © Foto: Georg Berg
La variedad de especias marroquíes se encuentra en Zugg, el barrio de los comerciantes de especias. Todo parece abundar aquí: cúrcuma, jengibre, guindilla, canela y laurel. Es fragante y apetece llevarse un poco de todo a casa / © Foto: Georg Berg

Por último, pero no por ello menos importante: Casi me desmayo el último día cuando vi el cartel: “Riad en venta”.

Ich wäre am letzten Tag fast schwach und zum Hotelier geworden, als ich das Schild sah: „Riad zu verkaufen" / © Foto: Georg Berg
Casi flaqueo y me convierto en hotelero el último día, cuando vi el cartel: “Riad en venta” / © Foto: Georg Berg

Calendario de pared con fotos de Georg Berg disponible en librerías (también en línea) en diferentes tamaños: Fez – Marruecos como en la Edad Media / también como agenda familiar (*)

Nuestro método de trabajo se caracteriza por un trabajo de texto propio y bien documentado y una fotografía profesional y vívida. Todas las historias, impresiones de viaje y fotos se crean en el mismo lugar. De este modo, las fotos complementan y apoyan lo que se lee y lo llevan adelante.

¡No vuelvas a perderte nuevas Tellerrand-Stories! Mithilfe eines Feed-Readers lassen sich die Information über neue Blogartikel in Echtzeit abonnieren Con la ayuda de un lector de feeds, es posible suscribirse en tiempo real a todas las Tellerrand-Stories (historias sobre el borde del plato).

Este viaje de investigación contó con el apoyo de la Oficina de Turismo de Marruecos

(*) Este post contiene enlaces publicitarios (también llamados enlaces de afiliación o de comisión) que llevan a Amazon.

Temas de viajes en Tellerrand-Stories

Nuestro método de trabajo se caracteriza por un trabajo de texto propio y bien documentado y una fotografía profesional y vívida. Todas las historias, impresiones de viaje y fotos se crean en el mismo lugar. De este modo, las fotos complementan y apoyan lo que se lee y lo llevan adelante.

¡No vuelvas a perderte nuevas Tellerrand-Stories! Mithilfe eines Feed-Readers lassen sich die Information über neue Blogartikel in Echtzeit abonnieren Con la ayuda de un lector de feeds, es posible suscribirse en tiempo real a todas las Tellerrand-Stories (historias sobre el borde del plato).

Permalink de la versión original en alemán: https://tellerrandstories.de/riad-arabesque-fes