¿Cuándo un castillo es un castillo?

Un castillo se caracteriza por su imponente tamaño. A menudo ha servido de residencia nobiliaria e instalación defensiva, y el castillo de Windsor es el más antiguo del mundo que ha estado habitado ininterrumpidamente hasta nuestros días. El castillo de Neuschwanstein, en Baviera, es probablemente el más famoso del mundo, gracias a Disney, ya que fue el modelo del castillo de la Bella Durmiente en la película de animación del mismo nombre. Potsdam, cerca de Berlín, es un auténtico paraíso palaciego. Federico II, conocido popularmente como el Viejo Fritz, remodeló Potsdam para convertirla en una ciudad residencial a partir de 1740. Durante sus 46 años de reinado se crearon numerosos edificios y jardines de prestigio. En la actualidad, los complejos de palacios y parques de Sanssouci, el Jardín Nuevo, el Parque Babelsberg y el Parque Sacrow forman el paisaje cultural de Potsdam y juntos constituyen el mayor Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en Alemania.

Der Name „Sanssouci“ - ohne Sorge - ist Wunsch und Leitmotiv König Friedrich II, auch Friedrich der Große oder volkstümlich der Alte Fritz genannt. Schloss Sanssouci ist sein Refugium auf dem Weinberg / © Foto: Georg Berg
El nombre “Sanssouci” -sin preocupaciones- es el deseo y leitmotiv del rey Federico II. El palacio de Sanssouci era su retiro en un viñedo / © Foto: Georg Berg

Un poco de tradición palaciega

No tantos años como durmió la Bella Durmiente, pero durante bastante tiempo creí que el palacio de Sanssouci era el más importante de todos los palacios de Potsdam. Pero era un error. Hay un palacio en Potsdam que ha pasado a la historia mundial, un palacio que podría llamarse el Versalles alemán e incluso hay un palacio que no es un palacio en absoluto. Comparado con otros palacios, el de Sanssouci, con sus pocos y lujosos apartamentos, es más bien una dacha noble. Sin embargo, este palacio era el refugio favorito de Federico II, donde pasaba los meses de verano. El Palacio Nuevo, donde vivieron las generaciones posteriores de los Hohenzollern, aún no se había construido en esta época. Pero lo primero es lo primero.

Schlosspark Sanssouci mit (eingehausten) Statuen, Terrassen und Springbrunnen / © Foto: Georg Berg
El parque del palacio de Sanssouci en hibernación con estatuas (cerradas), terrazas de vino y fuentes / © Foto: Georg Berg

Esplendor barroco en el Mercado Viejo

Tras los muros aparentemente históricos del antiguo palacio de la ciudad de Potsdam, donde Federico II pasaba los meses de invierno, se alza ahora el ultramoderno edificio del Parlamento del Estado de Brandemburgo. El palacio original sufrió graves daños durante la guerra y fue demolido durante la época de la RDA. Para restaurar el aspecto del centro histórico de Potsdam, se decidió construir un nuevo edificio al estilo antiguo. La fachada barroca de tres plantas oculta un edificio administrativo y parlamentario de cinco plantas. Un consejo para recorrer la ciudad: la cafetería de la 5ª planta está abierta a todo el mundo y desde la terraza se tiene una buena vista del patio interior y de la gran cúpula de la iglesia de San Nicolás, en el Alter Markt.

Sieht aus wie ein Schloss, ist aber keins und das steht auch dran. Hinter scheinbar historischen Mauern des alten Potsdamer Stadtschlosses verbirgt sich das hochmoderne Gebäude des Brandenburger Landtags / © Foto: Georg Berg
Parece un castillo, pero no lo es, y eso es lo que dice / © Foto: Georg Berg

En alusión al óleo de René Magritte de una pipa con la leyenda negadora “Ceci n’est pas une pipe”, en la fachada del Parlamento de Brandemburgo se lee “Ceci n’est pas un château” en francés, señalando la poca fiabilidad de la percepción, al igual que Magritte.

Im Innenhof des Brandenburger Landtags, ein Nachbau des alten Potsdamer Stadtschlosses, das im 2. Weltkrieg schwer beschädigt wurde und dessen Ruinen in der DDR-Zeit abgerissen wurden und Blick auf die Kirche St.Nikolai am Alten Markt / © Foto: Georg Berg
Vista desde la cafetería al patio interior del Parlamento de Brandemburgo, réplica del antiguo palacio de la ciudad de Potsdam / © Foto: Georg Berg

El Palacio Nuevo

El Palacio Nuevo de Potsdam es el palacio situado en el lado oeste del Parque Sanssouci. Comenzó a construirse en 1763 bajo Federico el Grande y se terminó en 1769. Se considera el último palacio barroco importante de Prusia y una de las principales obras del estilo rococó frideriano. Federico no proyectó el palacio como residencia real, sino como alojamiento para los invitados de su corte. Más de 100 años después, el káiser Guillermo II eligió el Neues Palais como residencia principal entre 1888 y 1918. Debido a su impresionante tamaño y a la importancia de sus colecciones de arte, el Palacio Nuevo también podría describirse como el Versalles de Alemania.

Das Neue Palais ist das Schloss an der Westseite von Park Sanssouci in Potsdam. Der Bau wurde 1763  unter Friedrich dem Großen begonnen und 1769 fertiggestellt. Es gilt als letzte bedeutende Schlossanlage des Barock in Preußen und als eines der Hauptwerke des Friderizianischen Rokokos. Friedrich hatte es nicht als königliche Residenz geplant, sondern als Schloss für Gäste seines Hofes. Kaiser Wilhelm II. machte das Neue Palais von 1888 bis 1918 zu seinem Hauptwohnsitz / © Foto: Georg Berg
El Palacio Nuevo es el palacio situado en el lado oeste del Parque Sanssouci de Potsdam / © Foto: Georg Berg

Conferencia de Potsdam en el Palacio de Cecilienhof

El último palacio construido por los Hohenzollern es el de Cecilienhof. Como es habitual en las casas reales, cada príncipe necesitaba su propio palacio. El príncipe heredero Guillermo y su esposa Cecilia, por ejemplo, dispusieron de un alojamiento acorde con su estatus en el palacio de Cecilienhof. El Kaiser Guillermo II mandó construir el complejo entre 1913 y 1917 en estilo Tudor inglés. Comparada con sus predecesoras barrocas, la casa parece francamente acogedora. Sin embargo, las numerosas chimeneas de los tejados sugieren un interior lujoso y confortable. Al igual que en el palacio de Potsdam, la “falta de fiabilidad de la percepción” de Magritte se aplica a Cecilienhof. Después de todo, ¿quién podría adivinar que la fachada de ladrillo y madera oculta un total de 176 habitaciones? Hasta 1945, Cecilienhof fue la residencia de los últimos príncipes herederos alemanes, Guillermo y Cecilia de Prusia.

Schloss Cecilienhof ist ein Gebäude­ensemble, das in den Jahren 1913–1917 nach Plänen des Architekten Paul Schultze-Naumburg im englischen Tudorstil erbaut wurde. Es liegt im nördlichen Teil des Neuen Gartens in Potsdam und ist der letzte Schlossbau der Hohenzollern. Er wurde unter Kaiser Wilhelm II. für seinen Sohn Kronprinz Wilhelm und dessen Gemahlin Cecilie errichtet. Schloss Cecilienhof war Schauplatz der Potsdamer Konferenz vom 17. Juli bis 2. August 1945 / © Foto: Georg Berg
El palacio de Cecilienhof es un conjunto de edificios construidos entre 1913 y 1917 según planos del arquitecto Paul Schultze-Naumburg en estilo Tudor inglés / © Foto: Georg Berg


Sin embargo, el Palacio de Cecilienhof no ha pasado a la historia mundial como la última residencia de los Hohenzollern, sino como el lugar que marcó el final de la Segunda Guerra Mundial. Del 17 de julio al 2 de agosto de 1945 se celebró aquí la cumbre de las potencias vencedoras, a la que asistieron los llamados Tres Grandes: el presidente estadounidense Harry S. Truman, el primer ministro británico Winston Churchill y el jefe de Estado soviético Joseph Stalin. La Conferencia de Potsdam es uno de los acontecimientos históricos más importantes del siglo XX. No sólo marcó el final de la Segunda Guerra Mundial, sino también el comienzo de la Guerra Fría. El Acuerdo de Potsdam, adoptado en el palacio de Cecilienhof, sentó las bases de la reorganización de Alemania, Europa y el mundo tras la Segunda Guerra Mundial. De 1961 a 1989, el Muro y otras fortificaciones fronterizas de la RDA discurrían directamente detrás del jardín del palacio. Durante la época de la RDA, el palacio se utilizó como hotel y con fines representativos. Se creó un idilio engañoso plantando hábilmente vegetación delante del muro.

A partir de noviembre de 2024, el palacio de Cecilienhof permanecerá cerrado durante un largo periodo. La zona de entrada y las habitaciones hasta ahora inutilizadas se renovarán para su uso como hotel. Actualmente se ofrecen visitas guiadas para informar sobre la renovación.

Schlösser, wohin man auch schaut. Im Park Sanssouci befinden sich 12 Schlösser und viele Gärten, zusammen bilden sie die Potsdamer Kulturlandschaft und sind das größte Unesco Welterbe Deutschlands. Hier Schloss Babelsberg am Ufer der Havel im Neugotischen Stil, gebaut 1833 / © Foto: Georg Berg
Castillos mire donde mire. Aquí el Palacio de Babelsberg, a orillas del Havel, de estilo neogótico, construido en 1833 / © Foto: Georg Berg

Como mirar por el ojo de una cerradura

Parte del arte del buen urbanismo consiste en crear ejes visuales al final de los cuales el espectador se encuentra con algo impresionante. Lo sabemos por los grandes bulevares de las ciudades europeas. En el siglo XIX, los parques de Sanssouci se liberaron parcialmente de su estricto orden barroco. Lo que se ha conservado hasta hoy son numerosas líneas de visión sorprendentes, a menudo orientadas hacia un palacio del paisaje cultural de Potsdam. Peter Joseph Lenné es el responsable de muchos de estos ejes visuales. Está considerado como el arquitecto de jardines más importante del siglo XIX y trabajó para tres regentes prusianos sucesivos antes de ser derribado de su pedestal por su eterno rival, el príncipe von Pückler-Muskau . A día de hoy, nuestra mirada es guiada, tal y como Lenné había planeado en su día. Con este fin, aún hoy se podan los árboles para ofrecer una vista en ojo de cerradura del Palacio de Mármol desde las orillas del Lago Santo, por ejemplo.

Blick über die Havel zum Marmorpalais. König Friedrich Wilhelm II. ließ das mit schlesischem Marmor verkleidete Bauwerk 1787–1793 als Sommerresidenz errichten. Sein Architekt Carl von Gontard schuf damit das erste und einzige preußische Königsschloss im Stil des Frühklassizismus / © Foto: Georg Berg
Vista del Palacio de Mármol desde el Lago Sagrado. Una de las muchas líneas de visión del parque a través de las cuales se puede mirar de palacio en palacio / © Foto: Georg Berg

Potsdam no sólo es conocida por sus palacios y parques, sino también por ser la capital alemana del cine. En 1911, poco antes de que comenzara la construcción del último palacio de los Hohenzollern, una antigua nave industrial de flores artificiales se convirtió en el escenario de la primera película en Potsdam-Babelsberg. La monarquía abdicó en 1918, pero las reinas de la pantalla siguen existiendo en la fábrica de sueños de Potsdam-Babelsberg hasta nuestros días.

La investigación contó con el apoyo de PMSG Potsdam Marketing und Service GmbH

Nuestro método de trabajo se caracteriza por un trabajo de texto propio y bien documentado y una fotografía profesional y vívida. Todas las historias, impresiones de viaje y fotos se crean en el mismo lugar. De este modo, las fotos complementan y apoyan lo que se lee y lo llevan adelante.

¡No vuelvas a perderte nuevas Tellerrand-Stories! Mithilfe eines Feed-Readers lassen sich die Information über neue Blogartikel in Echtzeit abonnieren Con la ayuda de un lector de feeds, es posible suscribirse en tiempo real a todas las Tellerrand-Stories (historias sobre el borde del plato).

Este post contiene enlaces publicitarios (también llamados enlaces de afiliación o de comisión) que llevan a intermediarios de bienes o servicios.

Permalink de la versión original en alemán: https://tellerrandstories.de/potsdam-schloss-garten
Optimized by Optimole